La ‘droga caníbal’ aparece en Ibiza

Episodios de violencia extrema y mordiscos en el centro de salud de San Antonio
La Unidad Antidroga de la Guardia Civil de Ibiza abre una investigación

Turistas en la zona del West End de la localidad de San Antonio, en la…

Turistas en la zona del West End de la localidad de San Antonio, en la isla de Ibiza SERGIO G. CAÑIZARES
RICARDO F. COLMENERO Ibiza
Actualizado: 30/06/2014 13:32 horas
42

Nadie advirtió de que el Apocalipsis zombi llegaría de fiesta y en dosis de metiendioxipirovalerona (MDPV). Tampoco que el primer ‘muerto viviente’ sería inglés, ni que policías locales y enfermeras de la paradisíaca isla de Ibiza se llevarían las primeras dentelladas.

La Unidad Antidroga de la Guardia Civil de Ibiza busca estos días la partida de una sustancia similar a la cocaína, que puede ser fumada como marihuana sintética, esnifada o inyectada, y que produce paranoia extrema, psicosis, reacciones violentas, instintos suicidas y también mordiscos.

El MDPV, que llegó a comercializarse en España de forma legal como “sales de baño”, es ahora mismo el principal sospechoso. Se trata de la misma sustancia que habría fumado Ruby Eugene, el ‘Aníbal Lecter’ de Miami antes de devorar en 2012 el 75% de la cara de un mendigo. La Policía le pilló en plena acción y le disparó en una pierna, pero al no reaccionar acabó matándolo.

El máximo responsable de la Unidad Antidroga en la isla de Ibiza anunció en Radio Ibiza la presencia de una sustancia que ha provocado “durante tres o cuatro días” un brote de extrema violencia “en pacientes atendidos por consumo de sustancias estupefacientes” en el centro de Salud de la localidad de San Antonio.

El jefe Antidroga denominó a la sustancia ‘Caníbal’, un alias que no coincide con ninguno de los que se le atribuyen al MDPV, y confía en que la partida “haya sido pequeña y se haya consumido en su totalidad”. Señala que se trataría de una sustancia, como muchas otras que “llegan a Ibiza y se prueban, para luego iniciar su comercialización” en los principales centros de ocio nocturno de todo el mundo.

La enfermera del centro de Salud de San Antonio, Matilde Fernández, relató a Diario de Ibiza cómo fueron algunos de los casos producidos durante el brote: “Uno de los pacientes era tremendamente agresivo y se encontraba esposado. Varios agentes de Policía intentaban aguantarlo en la camilla hasta que acabó en el suelo, y entonces mordió a un agente en la mano, aunque por fortuna llevaba los guantes puestos y solo le provocó un hematoma. Tuvieron que pedir refuerzos por radio. Al final había ocho agentes”.

No fue el único. Esa misma noche llegaron otros dos que no dudaron en liarse a manotazos con todo el que encontraban a su paso. Uno de hecho sangraba por una brecha en su frente. “Iba a curarle pero estaba tan agresivo que al final se marchó con la herida abierta”, señala la enfermera.

Lejos de extrañarse, los sanitarios de este centro médico parecen haberse acostumbrado a convivir con estos brotes. “Cada noche ingresan seis o siete turistas atacados con botellas y vasos rotos por jóvenes británicos que agreden a turistas de otras nacionalidades”, añade Fernández.

Delegadas sindicales de enfermería de Comisiones Obreras ya han mantenidos dos reuniones con la alcaldesa de San Antonio, Pepita Gutiérrez, del Partido Popular, para pedirle medidas urgentes contra los pacientes agresivos que están saturando el centro y poniendo en peligro la integridad de los sanitarios.

Fuente: elmundo.es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s